Entrada#84.- Sobre arquitectos

Hace unos pocos años, no podría decir con exactitud cuantos pero digamos que 5 años se mudaron a la casita de enfrente un par de arquitectos e instalaron ahí su despacho. Al principio, cuando recién se acaban de cambiar, a mi no me gustó la idea. Eran como invasores; en este barrio, San Román, casi no viene a vivir gente nueva, lo más normal es que se vayan, y lo único nuevo que llega son oficinas que se empiezan a extender del centro hacia San Román. La razón es simple, San Román es un barrio con una alta cantidad de gente viejita, casas viejas, pocos niños, tradicional, bonito, y que poco a poco se llena de locales. Esto es lógico, las personas que quieren comprar una casa buscan, por lo general alguna casa nueva; las casas viejas generan muchos problemas e inversión adicional en mantenimiento y reparación. Por todo esto, un vecino nuevo es algo raro de encontrar, y además ocupaban la casa de las viejitas que antes eran mis vecinas y ellas me caían bien.

Y ese barrio de marinos...

Los arquitectos se llaman Ramón y Ramiro. Y yo no entendía porque 2 arquitectos se querrían pasar a una casa que se caía en pedazos y que estaba un poco mal ubicada, según yo. ¿Quién querría contratar a un arquitecto que tenía una oficina con la mitad de las paredes rotas y el techo con huecos? Uno esperaría que el despacho del arquitecto fuera algo muy moderno, y elegante y con estilo. Si no no lo contrato.

Tampoco entendía que hacían ellos por aquí, porque ellos fueron de los primeros que pasaron sus oficinas al barrio, ahora tenemos a las tipas que dan masajes, una oficina de gobierno, 2 del IMSS, 2 despachos de contadores, varias estéticas, unos locales frente a la iglesia, una carísima tienda de accesorios de computadora, y varias otras cosas.

En general, los arquitectos no me caían bien. Además, luego hay que empezar a saludarlos. Aquí la gente todavía conoce a la mayoría de sus vecinos, y no es normal no saludarlos si te los encuentras en la calle. Se me hace un poco descortés. Entonces uno empieza a saludarlos. Luego trajeron a sus perros, y los dejaban en la ventana para que le ladraran a todo el mundo y molestaban a mis perros y eso no me gustaba. Y también esta el problema del estacionamiento. Nos robaban el lugar y cosas así. Otra cosa que no me gustaba eran los estudiantes, uno de los dos es maestro de arquitectura y sus estudiantes se aparecían en masa con sus planos e invadía. No se, estaba yo de pesada con ellos.

Con el tiempo, empezaron a componer la casita de enfrente. La fachada la conservaron, pero le metieron mucho dinero, compusieron todo, pintaron, iluminaron, le pusieron el estilo que yo esperaba encontrar en una oficina de arquitectos. Tiraron la estufa medieval, chafa. Pero en general les quedó la casa muy bien. Y hace poco descubrí porque se mudaron a San Román.

¡San Román es una mina de oro para cualquier arquitecto! Ellos estan ubicados en lugar visible en medio de un barrio de casas con mil y un problema existencial. Casitas antiguas que necesitan cosas. Estos hombres han trabajado en la casa de mi tía Carmita que igual es su vecina, hicieron los locales que estan frente a la Iglesia de San Román, remodelaron muy padre una casa que estaba a lado del despacho donde yo trabajaba, le están haciendo algo a la casa de un licenciado viejito, una tía quiere que compongan su casa, a nosotros nos cambiaron el piso, compusieron las paredes e hicieron una cocina nueva, trabajaron un tiempo frente a las casas que están frente a la Iglesia y todo eso en San Román.

Y con todo lo que hicieron en mi casa, pues los fuimos tratando. Son buena gente, caen bien. Ya no me molesta tanto cuando me ganan mi lugar. Ahora mis padres creen que ellos pueden solucionarnos la vida. Eso no esta del todo bien. Si se nos rompe algo, lo que sea, las tuberías, las puertas, una silla, solo cruzamos y les pedimos a unos de sus reparadores. Es útil, el otro día se quebraron unas losetas del baño, y salimos a contratar disimuladamente a uno de los albañiles para que las pegara. Y un día, que estaba la mamá viendo si compraba unas cortinas, casi cruzamos a buscarlos para que nos dijeran que color le iba más a la casa. Y ahí fue donde dije que eso ya estaba mal.

Tengo dos amigas que estudian arquitectura: Zaida y Rosita. Si quieren mi consejo, si de plano no encuentran trabajo, vayan a instalarse en San Francisco o Guadalupe, o cualquier barrio que sea viejito y no haya arquitectos y luego conquisten el barrio.

4 Response to Entrada#84.- Sobre arquitectos

5 de febrero de 2010, 9:34

jaja... "Nos robaban el lugar y cosas así" jajaja.
Bien Marita, tienes algo, escribe bien. Digo, no soy la persona correcta para juzgar, solo recuerda que hay que pulir los talentos.

~Px
5 de febrero de 2010, 18:57

Menos Santa Ana, es un barrio demasiado.. aparte del mundo.

12 de febrero de 2010, 20:26

hey hey, a mi San Panchito no me mandes arquitectos, aqui estamos bien con el polvo del techo en nuestras cabezas jajaja!
bueno esta bien... que venga zayda y rosita pues!
p.d. ignora a laura, es una amargada, la mataré, a mi me encanta leer y casi poder oirte...

15 de febrero de 2010, 21:42

Yo estoy de acuerdo con Laura, hay que pulir el estilo. Sólo intenta leer esto que escribiste "Hace unos pocos años, no podría decir con exactitud cuantos pero digamos que 5 años se mudaron a la casita de enfrente un par de arquitectos e instalaron ahí su despacho".

 

Copyright © 2009 Olivass... All rights reserved.
Converted To Blogger Template by Anshul Theme By- WooThemes