Entrada # 109.- Entrada sobre algunas de mis rarezas personales


No me considero una mujer fondoga (bueno, cuando estoy en fachas y toda fodonga si, pero estoy hablando en general, así que no me digan).

Pero la verdad, como que no me arreglo mucho. Quizás debería de arreglarme un poco más, pero es que yo creo que no tiene nada de malo estar al natural, ni tampoco tiene nada de malo la comodidad.

Estar al natural es lo mejor. ¿Quién no disfruta de estar sin paños menores ni nada encima? ¿A quién no le gusta bañarse y en lugar de usar la toalla salir a esperar a que les seque el aire? Espero no ser la única...

Yo creo que este gusto por la comodidad y lo natural influyen mucho en mi persona. Prefiero mil veces andar a cara lavada que sentir un kilo de maquillaje en la cara. Casi no me maquillo. Mi maquillaje del diario es: polvo, delineador negro y gloss,; si me quiero poner bonita un día, me pongo rubor, y si me quiero poner más bonita, me pongo máscara de pestañas. Eso es todo y todo en poquitos.

Hay días que no me pongo polvo, y si no me pongo polvo pues no me pongo nada en la boca porque se ve raro, así que solo uso delineador.

Lo que sí me da terror enorme es salir a la calle sin delineador. Es una estupidez, pero simplemente no puedo. Aunque el delineador es solo una raya negra debajo de mi ojo! No puedo vivir sin esa raya! Se volvió parte de mi cuerpo. Por eso la necesito, y me sigo sintiendo al natural.

Tampoco me peino mucho. Pase años y años de mi vida haciéndome solo una cola de caballo, o mejor dicho de conejo bebe, porque se me hacía muy fácil solo pasarme el peine y amarrarme el cabello, hasta que me di cuenta que me veía horrible! Pero me desespera mi cabello porque es ondulado/rizado susceptible de entrar en crisis. Entonces decidí cortarlo chiquito y andarlo suelto siempre.

Peinarme para mi es tomar mi cabello mojado, pasarle el peine y embarrarlo de crema dándole forma con mis manos. Luego muevo mi cabeza un poco para ver como quedaron las onditas, y listo. Una diadema o a veces nada y ya me considero peinada. El día que en verdad me quiero arreglar, uso una diadema padre, si me quiero arreglar más, en lugar de diadema uso un pasador a la mitad de mi cabeza, y si es un evento especial, alacio mi cabello.

Para mi, al natural también quiere decir sin accesorios o con muy pocos de ellos. Yo no sopoorto los anillos. No los tolero. No puedo. Me desesperan. No hay nada más irritante, incómodo, molesto, hasta picazón me dan! Odio los anillos. Nunca me regalen uno, a menos que se quieran casar conmigo o algo así, pero sí no, no. Cuando me he puesto anillos, los jugueteo, los agarro constantemente, los giro sobre mis dedos, siento que ... como que no terminan de llegar al fondo de mis dedos, no me gusta que no queden completamente rectos... y además me da cosita que me pellizquen los 2 vellitos perdidos que tengo en mi falange. Y luego... si me suda mi manita, y con un anillo... no... No me gustan los anillos.

No uso pulseras, ni pulsos, ni relojes. Pero no los odio como a los anillos. Y en ocasiones, si los uso. Lo que me pasa es que, empiezo a jugar con los pulsos, los paso de brazo a brazo, los estiro, los giro con un dedito, y eventualmente o los rompo o los pierdo. Además que cuando escribo me estorban, cuando tecleo también me estorban, si uso varios y suenan... no me gusta. Pero igual, cuando me arreglo puede que me vean con uno. Y solo en una mano, no se como le hace la gente que los lleva en las dos. No soy de usar pulsos.

Collares... únicamente para salir. Esos no me estorban tanto. Pero no puedo dejar de tocarlos. No me gusta sudar y tener algo colgando de mi cuello. Y me choca que, invariablemente, cuando uso un collar es porque salí a algún lado, y cuando regrese estaré cansada y tendré sueño y podría tirarme a dormir por horas de horas, así que me cambió, me desmaquillo, me acuesto y ... aaahhh, estúpido collar, como nunca lo uso, se me olvida quitármelo. No puedo dormir con esa cosa puesta! Acostarme con collar es raro. No me gusta.

Y... ¿Qué más? Mi ropa es sencilla, mis zapatos son de colores básicos (morado y rosado también son colores básicos), si fuera por mi, andaría siempre en chanclas, pero ahí si, la comodidad pierde terreno porque no me gusta verme tan bajita (una Mariíta equivale a metro y medio con 3 cm más) y porque las chanclas te vuelven fondonga te pongas lo que te pongas.

Y... la pintura de uñas me gusta bastante. ¡Pero las uñas! ¿Cómo me puedo olvidar en esta entrada de rarezas de mis uñas?

Con las uñas, es como con los anillos. Simplemente no lo soporto. Mis uñas las corto siempre, siempre las traigo cortas, y cuando me las corto, lo hago hasta donde la tijera pueda llegar. Tantito crecen, me empiezan a estorbar, y las corto. Y yo lo hago porque no me gusta que otras personas me corten las uñas. Entonces, como siempre las llevo como las niñas, las pinto mucho para que mis manitas se vean un poco más femeninas. Pueden regalarme pinturas de uñas si quieren. Pero nada de colores serios ni nada! Me gustan las uñas rosas en cualquier tono o de algún otro color que sea vivo, alegre, o chillón.


Los aretes... creo que todo esto empezó cuando me di cuenta de mi relación con los aretes y el dia que descubrí lo mucho que usar pulseras, aretes, collarcitos y cuanta cosa vendan tiene que ver con esto:



Ya se... no tiene nada que ver. Pero mi mente lo relaciona mucho! Lo mismo que con los maquillajes exóticos de las culturas más antiguas y raras. Para ellos, la señora de la foto y los que se pintan los rostros tradicionalmente los usan y se pintan porque hacerlo simbolizan algo y... ¿para mí simbolizan algo?

Cuando pasó lo de los aretes estaba chiquita, usaba esos aretes que suelen ponerse las niñas: arracaditas de oro. Y llevaba esos aretes siempre, no me los quitaba ni para bañarme. No podía usar los aretes de colores ni formas que usaban las mujers más grandes. Las arracaditas de oro eran mis aretes, los aretes de las niñas, los llevaba desde que nací porque a las niñas campechanas, cuando tienen una hora de nacidas les perforan su orejita porque se supone que les dolerá menos que ponerle los aretitos después.

Entonces ... surgió la pregunta ¿por qué usar aretes? Además, cuando creces y empiezas a usar aretes normales, es un lío tener que cambiar de aretes cada que cambies de ropa, y más difícil aún, conseguir unos aretes que combinen con todo lo que te pongas.

Eso, sin contar que hay aretes que pesan, otros que lastiman, y todos tienen maripositas con complejo de calcetín (siempre se pierde solo una). Cuando te duermes con aretes, a veces se te clavan las puntas y eso duele.

En la prepa, y aún en la carrera, hubieron temporadas en las que decidí que lo mio era no usar aretes. Y no los usaba por meses.

Ahora si uso, y si un día no me los pongo todo el mundo te dice "María, se te olvidaron los aretes". Es extraño, es como si fuera necesario usarlos. Como "María, se te olvidaron tus zapatos".

Creo que la entrada explica porque la gran mayoría de mis aretes son pequeñitos. Tengo de los que cuelgan un poquito, pero nada como los que van pegados a la oreja.

Y creo que esas son todas mis rarezas personales... o por lo menos, las que me voy a permitir contar.

6 Response to Entrada # 109.- Entrada sobre algunas de mis rarezas personales

29 de mayo de 2010, 6:18

Ahora resultaste ser una medida universal no??? xD muy buena la entrada ;)...(8) te conoces desde el pelo hasta la punta de los pies (8)... El que te haya dicho fodonga fiu fiu fiu fiu la porra lo saluda tu eres wapa al natural.

~Px
29 de mayo de 2010, 14:15

Las mujeres bonitas son aquellas que lucen bien incluso en fachas.

1 de junio de 2010, 20:58

Las niñas de tu edad no tienen necesidad de tantas pinturas, eso déjalo para cuando tengas cuarenta.

Pedro Emmanuel
2 de junio de 2010, 13:14

Ok, anillos para enero!

2 de junio de 2010, 21:21

De acuerdo con Px, las bonitas no necesitan nada. Tu eres muy muy muy bella. Esto del maquillaje... déjamelo a mí, si no me maquillo no tengo ojos, jaja.
Me gustaría ser bonita natural, pero ni modos, tu disfruta tus fachas, así eres muy bonita ^^

3 de junio de 2010, 11:44

a mi tambien me gusta salir sin toalla del baño aunque respecto al maquillaje y la indumentaria a mi si me gusta lo exagerado y dramatico, solo de noche y en fiestas acordes claro, bueno a veces no... bueno como sea en ocasiones si soy la que se cuelga hasta el molcajete, me gusta la joveria grande y usar muchos anillos, las uñas largas, los aretes grandes tengo una coleccion como de 100 pares y la aracada que cuelga de mi nariz jaja ... creo que para este momento me estaras imaginando como la tigresa o maria felix en sus ultimos años y chance y si... pero en pobre

 

Copyright © 2009 Olivass... All rights reserved.
Converted To Blogger Template by Anshul Theme By- WooThemes