Entrada # 140 Algunos de mis límites

Bien, he cambiado la apariencia del blog por no se que número de ocasión. Ahora solo falta que le escriba un buen número de líneas para que no se considere muerto el pobre.

Lo tenía abandonado porque, primero, tenía muchas cosas que hacer; luego, tenía mejores cosas que hacer y por último, cuando ya tenía tiempo disponible las ideas que pudieron haber sido entradas no eran algo para publicar al mundo. Y entonces me bloquee, porque quería escribir sobre determinados temas pero no quería que fueran leídos, y es que éste es un blog personal donde todo el mundo puede ver desde que entra la foto de quien escribe todo esto, entonces como que te limitas. Una no quiere que el mundo se le venga encima, o que la gente se entere de sus intimidades, o que alguien lea sobre lo mal que me cae, etc. 

Sería diferente si en mi perfil saliera la fotografía o dibujo de cualquier cosa que seguramente sería muy rosa y cute, o blanco y negro, o una foto con ángulo raro...; definitivamente cambiaría muy seguido, y conforme mi estado de ánimo. Probablemente me hubiera dejado el nombre María, Marita o alguna versión y... NAH. A pesar de que tiene más ventajas, no fue una opción para mi. Ni siquiera lo pensé y así esta bien, me gusta, es mío, ¿por qué ocultarlo?, simplemente es cuestión de ser prudente. 

Algunas veces me he planteado la posibilidad de escribir sobre ciertos temas con nombres cambiados, pero se que la mayoría de los que leen el blog me conocen y no sería tan difícil descubrir quién sería por ejemplo Isidro Roldán, Rigoberto, Federico, o cualquier nombre al azar que quisiera elegir. 

A veces la opción es no hablar de algún tema, por no quemar gente. Varias veces me paso que si en algún tema había referencia a un maestro, simplemente no. Muchas veces me ha tentando un tema en particular muy relacionado con un maestro, pero, solo mencionar media letra, es como para pensarlo.Es una lástima porque hubiera sido una entrada muy interesante. Uno no sabe como se le van a tomar. Y aquí no queremos ofender a nadie. 

Temas del trabajo tampoco son una opción. Alguna vez quise escribir sobre el nuevo jefe del SAT, pero... uno no habla de esas cosas. Es el jefe de la jefa, de la jefa, de tu jefe ... y luego de último tu niña del servicio social. Tampoco hablas de la situación en la oficina si sabes que lo puedes leer. Aunque la situación este bien y te guste mucho y te la pases super bien. Y menos aún si es para decir algo malo. 

En este medio creo que la mayoría prefieren mantener su nombre y sus fotos y todo privado. Pero cada quien tendrá sus motivos. Trataré de hacer luego una entrada que no se meta con nadie, ni siquiera conmigo. 

3 Response to Entrada # 140 Algunos de mis límites

29 de enero de 2011, 21:37

Te entiendo perfectamente Sobrina, yo también tengo temas de los cuales nunca escribo, la política es unode ellos (censura personal) y los demás son temas más particulares y personales que prefiero que se queden en ese ámbito.
Un saludo grande desde el DF

~Px
30 de enero de 2011, 12:57

¿Y no has considerado un blog alterno? Ya sabes, uno privado, dónde solamente te puedan leer personas de confianza.
Lo digo porque es una lástima que tantas entradas se 'pierdan' solo por evitar dañar a terceros.

Al fin y al cabo nadie debería juzgarte por ejercer tu libertad de expresión.

11 de febrero de 2011, 22:27

Yo por eso siempre doy la cara-

Atte. Mussgo.

¬¬

 

Copyright © 2009 Olivass... All rights reserved.
Converted To Blogger Template by Anshul Theme By- WooThemes