Entrada # 147.- De los problemas del sueño familiares

Es bien sabido que se heredan los rasgos, la estatura, el pelo, los ojos, algunos gestos, el temperamento, la forma de caminar, las alergias, los padecimientos, la calvicie, la gordura, el tono de voz, las enfermedades, y en general, todo lo que somos.  Lo que nosotros heredamos también en mi familia son los trastornos del sueño, especialmente el sonambulismo

El sonambulismo no es algo que sea bueno, y no es malo en si mismo, sino por el riesgo en que uno mismo se puede poner. No se conocen sus causas y no existe ningún tratamiento eficaz. Se supone que el sonambulismo se da más en niños y en adolescentes, y si tus padres fueron sonámbulos tienes de 45 a 60% de serlo. Con la edad suele desaparecer.


Mi abuela Elvia, la mamá de mi papá, es la que nos lo heredó, ella no se ha quien le habrá heredado, ni cuantas generaciones antes que ella habrán padecido sonambulismo, noctambulismo o parasomnia, pero en el caso de mi familia nunca ha sido un problema crónico, sino más bien eventos muy aislados. 

El último sonambulismo de mi abuelita fue hace pocos años, ella es una abuela joven, pero aún así ya estaba grande.  Mi abuela se fue a dormir a su cuarto en el segundo piso de la casa y para esa época su casa tenía una escalera con descanso a la mitad y por alguna razón, remodelación quizás, no tenían barandal.  La abuela Elvia recuerda haber soñado con una piscina y es probable que también soñara que se subió a un trampolín porque se tiró de la escalera y despertó del dolor de sus rodillas por  haber caído parada casi medio metro más abajo sobre sus rodillas y con los brazos extendidos.  Ya tiene muchos años esto, la escalera ya ni tiene descanso, le pusieron barandal, mi abuela no ha vuelto a caminar dormida y es una prueba de que el sonámbulo es muy peligroso para sí mismo. 

Mi papá en todos los años que lleva de casado con mi mamá (casi 25 años) no ha vuelto a presentar este tipo de trastornos. Sin embargo, en su juventud, que es la etapa en la que más te pega la parasomnia sí tuvo sus noches intensas.  La más marcada fue una noche en que mi abuela se despertó porque escuchó ruido en la sala y alguien tratando de abrir la puerta; la abuela con mucho cuidado se asomó y vió a mi papá peleándose con la cerradura de la puerta y al acercarse a él, mi abuelita se fijó que estaba dormido y que traía una mochila con ropa adentro.  Lo tomo de un brazo y lo guío hasta su cuarto para volverlo a acostar. Esta es definitivamente la forma más aconsejable de tratar a un sonámbulo. Guiarlo a su cuarto y volverlo a acostar. No tiene nada de malo hablarles, de hecho, hay sonámbulos que hablan, sin embargo las personas están en un estado sugestionable y lo mejor es solo acompañarlos y que vuelvan a dormir.

Otra de las cosas que hacía mi padre era doblar las sábanas.  Los sonámbulos realizan actividades cotidianas, como limpiar, ir al baño, hacer como si comieran algo, bañarse, etc.  Yo creo que es difícil ver a un sonámbulo a menos que sea ruidoso.  Mi abuela varias veces no vio a mi papá pero de vez en cuando podía darse cuenta de que lo hacía, el caso de sus sábanas dobladas en la mesa del comedor es una muestra. 

Mis noches de caminar despierta también son pocas, fueron todas entre mis 10 y 14 años. La primera vez que lo hice fue ridículo porque mis papás tenían fiesta en mi casa y todos los invitados me vieron salir de mi cuarto con la mirada perdida, mi madre me hablo y no respondí e intentaba ir al baño.  En otra ocasión si llegué al baño y me metí a la regadera con todo y batita de dormir, el agua fría no me despertó y se me hizo muy raro despertar al otro día en el cuarto de mi mamá con otra ropa, no recordaba nada. 

Extrañamente, del caso más dramático de sonambulismo que he experimentado en mi vida recuerdo dos imágenes.  La noche de ese día estaba arriba viendo televisión acostada en mi hamaca y recuerdo que mi mamá me dijo, "María lleva tal cosa a casa de tu abuelita". Mi abuela Candita, la mamá de mi mamá, vive a lado de mi casa y se puede acceder a ambas casas por el patio. Yo le dije a mi mamá "Sí, ahorita ...", seguí viendo tele y no se en que momento me quedé dormida. 

En la madrugada mi mamá escuchó la puerta del patio abrirse de un golpe y se asustó, cuando salió, las luces del patio estaban prendidas, la reja que conecta los patios de mi abuela y el mio abierta y mi mamá que cuando se lo propone no le da miedo nada se asomó y me vió regresando de casa de mi abuela.  Me tomó de un brazo y me llevo a su cuarto.  

Yo no recuerdo haberme despertado, ni bajado las escaleras, ni abierto la puerta del patio, pero recuerdo, no se por que, mi mano tocando la puerta de la casa de mi abuela.  También recuerdo a ver visto la reja que divide nuestros patios de regreso, pero no recuerdo a mi mamá.  Al otro día se me hizo extraño despertarme en el cuarto de mi mamá y cuando me contaron lo que hice, fue que recordé la puerta y la reja o tal vez solo lo invente, quien sabe. 

Mi hermanita tiene trastornos del sueño pero de otro tipo. Ella tiene somniloquía, nada grave, solo habla dormida. Lo ha hecho desde que esta chiquita, toda su vida y con cierta frecuencia. A veces se sienta, murmura algo y se acuesta de nuevo. Nunca se ha levantado, solo se sienta. A veces, entre todo lo que dice, se le entienden dos o tres palabras.  A veces se ríe, y nos da risa. Pero una noche, me pegó el susto de mi vida.  No tenía ventilador, o algo malo tenía su cuarto así que se fue a dormir al mio. Para esa época mi cuarto tenía una cama individual en medio y a los lados, pero muy cerca de la cama dormiamos  en nuestras hamacas. Entonces, a mitad de la noche, me mueven la hamaca, me despierto asustada, y mi hermana sentada en su hamaca, con los ojos abiertos como platos me pregunta ¿Y la niña?. Y yo ¿Cúal niña?, La niña! ¿Dónde esta? Y déjenme decirles algo, que te despierten así, da miedo. Solo le dije, "Ya se fue, duérmete" Y ella me dijo "Ah, bueno" y se acostó y se durmió. Y yo me quedé con los ojos abiertos un buen rato viendo que no me volviera a asustar. Pero por lo general sus conversaciones dormidas son inofensivas.

No se si tenemos otros parientes sonámbulos, pero es tan familiar como las alergias y la calvicie. Y bueno, no es un trastorno grave y hay que agradecer que son muy poco frecuentes. Un hermano de mi papá de repente padece de insomnio, pero parece un desorden diferente. 

3 Response to Entrada # 147.- De los problemas del sueño familiares

iveth oliva
6 de julio de 2011, 19:20

oooh si, los problemas de la familia, si te pones a analizarlo cada generacion es menos grave ke la anterior, tal vez nuestros hijos duerman como la gente normal!

ke bien ke estas escribiendo de nuevo pk ya tenias muy abandonado a tu hijoblog u.u

te kiero mucho hermanita !! =)

Anónimo
20 de julio de 2011, 9:50

jajajajajjaj! vaya que son especiales ustedes jovencitas!
me hiciste reir mucho con lo de ivet!
Es algo que definitivamente nunca hubiera imaginado de tu familia, a la que por cierto, aprecio muchísimo =)
DANI.

Anónimo
13 de octubre de 2011, 19:56

jajajaja prima yo iwal reí mucho con lo de la niña de iveth xD jejeje y ps mi hermana iwal era sonámbula o a veces solo se sentaba en la cama y hablaba y había k hacerle shh shh shh y se volvía a dormir jejej y ed muy rara vez habla dormido, una vez nos asustó a todos pork se sentó en la hamaca y grito muy fuerte "gooool" :S y nos despertó jajajaja.. yo creo ke alguna vez iwal fuí sonámbula pero estaba muy chica y simplement dejó de pasar jiji :)

saludos!!!

mildred

 

Copyright © 2009 Olivass... All rights reserved.
Converted To Blogger Template by Anshul Theme By- WooThemes